#UTF8# #estilocont#
#trueque.dominio#

Sugerencias para la Transición Económica
"O como nosotros vamos a vencer a ellos..."

No queremos una hecatombe social de ninguna clase: Queremos un cambio en las relaciones sociales hacia un modelo mas justo, mas libre y mejor repartido...

Puede que seamos radicales en el sentido de "ir a la raiz del problema", pero no pretendemos ninguna clase de revolución violenta: Simplemente pretendemos devolverle a la gente el control de la economía, y promovemos una "Transición Económica crítica, continua y gradual".




Para lograr tal cosa, aquí van algunas sugerencias prácticas...

- Sigue haciendo lo que haces todos los dias.
Si demasiada gente cambia de repente, se puede provocar un pánico que no es lo mejor que nos puede pasar. Una enorme parte de lo que hacemos los humanos, una parte muy mayoritaría (prácticamente cubre el 100% de lo que hacemos), es perfectamente legítimo y razonable.

Recuerda que solo pretendemos cambiar el sistema de creación del dinero y el actual sistema económico corrupto: No queremos cambiar nada mas (ni nada menos).

Así pues sigue yendo todos los días a tu trabajo como siempre, y haciendo lo que haces todos los días. Eso sí: cuando tengas ocasión de hablar con tu jefe sugierele que te pague una parte de tu sueldo en dinero-trueque. Esto le dejará bastante confuso y empezará a reaccionar...


- Usa una parte de tu tiempo libre para promover la economía-trueque.
Puedes, por ejemplo, usar las tardes para promoverla en tu círculo, debatir sobre ella, leer, comerciar con cosas de segunda mano con dinero-trueque, publicar anuncios de intercambio, ofertas, etc.

Si conviertes una parte de tu tiempo de ocio en "tiempo de negocio", verás como una parte de tu "tiempo de negocio" se convierte también en tiempo de ocio...


- No hay ninguna prisa.
La economía trueque se impondrá cuando entre todos decidamos que debe ser así. No sabemos cuanto tiempo hará falta para ello, ni nos debe importar demasiado. En este mundo todas las cosas necesitan "su propio tiempo" para madurar. Por mucho que pensemos no podemos saber "cual es el tiempo de maduración del dinero-trueque", porque es algo nuevo y no tenemos experiencia suficiente aún para determinarlo.

Algún día nos despertaremos por la mañana y veremos que la mayor parte de nuestra economía personal se mueve con dinero-trueque, y no podremos decir con certeza "en que momento se alcanzó el punto crítico exactamente". Simplemente habremos sustituido el dinero-deuda que quedará relegado a los libros de historia, aunque no podamos poner una fecha exacta a este cambio.

Lo único que si sabemos, hoy por hoy, es que el dinero-trueque ha llegado para quedarse, y que da la sensación de que su maduración podría ser inminente , pero no hay porque tener prisa ninguna: Dejemos a "la naturaleza de la realidad social" que haga su papel tranquilamente.


- Hace falta constancia y convicción, pero no mucho esfuerzo.
Si a diario usamos el dinero-trueque en la medida en que nos sea posible, poco a poco iremos reforzándolo y cada vez lo usaremos con menos esfuerzo y mejores resultados. Debemos recordar que "esta guerra ya la hemos ganado desde el principio" y no debemos tratar de "resolverla en un día". Tomará el tiempo que tenga que tomar.

Es mejor repartir el pequeño esfuerzo necesario para promover el cambio, en pequeñas dosis repartidas en el tiempo, que en grandes dosis que nos dejen exahustos y nos lleven a algunos fracasos parciales o al desánimo.

Si prisa, ni pausa, ni miedo, ni esfuerzo...


- Si tienes tu propio negocio, pon el cartel de "A veces se aceptan trueques"
Esto no te obliga a nada en absoluto, pero te abre puertas. Puedes por ejemplo permitir que tus clientes te paguen una parte con trueques y otra con dinero-deuda. O puedes por ejemplo, aceptar trueques de algunas personas que sabes que ofrecen otras cosas a cambio de trueques, pero no aceptárselos a otras personas que a tu juicio no aportan nada a la economía-trueque.

También puedes, por ejemplo, aceptar trueques de personas que sabes que no podrían pagarte con dinero-deuda por que no lo tienen. De esta forma vendes mas, y ayudas a estas personas, mientras te ayudas a ti mismo y a la sociedad en su conjunto... ¡Los únicos que pierden son los que llamamos "ellos"!...

(Y "ellos" saben perfectamente quienes son...)

Una manera muy práctica y efectiva de poner en marcha todo esto es: "Yo acepto tus trueques o IBUs, si tu aceptas los mios..."

Y ni la banca, ni el estado, ni el ejercito, ni la judicatura, ni la conferencia episcopal, ni el payaso TOTO, pueden impedir este tipo de tratos que solo incumben a los implicados directamente...

¡Ni siquiera Angela Merkel!... (Que ya es decir mucho...)


- Pregunta a tus proveedores si aceptan trueques
Esta simple pregunta sirve para que ellos se metan a investigar que diablos es esto del dinero-trueque. A medio plazo podéis terminar haciendo los mismos negocios que hasta ahora, pero medirlos en trueques, con lo que estáis dando un serio golpe al dinero-deuda.

El dinero-trueque no distingue las relaciones entre personas o empresas mas que en el acto de la creación de la propia moneda trueque: Este solo se crea para las personas, y las empresas solo pueden conseguirlo vendiendo productos o servicios a cambio de trueques, pero esta es la única distinción que se hace en la economía-trueque entre empresas y personas.

Por lo tanto no tienes porque usar solo los trueques con otras personas: Puedes usarlo igualmente con empresas. Pregunta a tus proveedores actuales (tanto si tienes un negocio, como si eres solo un particular) si aceptan los trueques. Puede que te sorprendan sus respuestas.


- Siempre que puedas, paga con dinero-trueque
Puesto que esto depende de que tanto comprador como vendedor estén de acuerdo, esto no siempre será posible, pero hay que intentarlo: No te dé vergüenza preguntar.

Llama a la compañía de teléfonos o de electricidad y preguntales si aceptan trueques. Estas compañías serían claramente parte del "ellos" (por lo menos de una forma mas constante y clara que el resto), y esta pregunta en si misma es un picotazo de avispa que cumple dos funciones:

La primera es que les pone nerviosos y les escuece, la segunda es que te libera de una parte de la frustración que estas empresas causan entre la mayoría de "nosotros". Por lo menos temporalmente.

Estos "picotazos terapéuticos" son una de las formas mas eficientes de hundir el dinero-deuda poco a poco, entre todos y sin esfuerzo.


- Siempre que puedas, cobra con dinero-trueque
Recuerda que estás en "una guerra económica" y que dar balones de oxigeno al enemigo es suicida. Cada vez que mueves dinero-deuda eres "parte de ellos", y haces mas ricos a los ricos y mas pobres a los pobres, mientras que cada vez que mueves dinero-trueque "eres parte de nosotros" y refuerzas justicia y sociedad, aunque sea a pequeña escala.

No te dejes invadir por la sensación de que "si cobro en trueques luego no se que hacer con ellos", porque esta situación es solo temporal. Tarde o temprano tendrás la ocasión de usarlos y te sorprenderá.

Si acumulas trueques acumulas riqueza real. Si acumulas euros acumulas especulación y corrupción. Tarde o temprano el trueque sera el valor real y el euro el ficticio en nuestras mentes (aunque entendemos perfectamente que ahora parezca lo contrario)


- Estudia tus necesidades básicas y busca la manera de resolverlas con dinero-trueque
Desde pagar impuestos (si los pagas), hasta hacer la compra o pagar el colegio de los niños es algo que con el tiempo conseguiremos entre todos poder hacer con dinero-trueque.

Localiza bien cuales son tus necesidades mas primarias y estudia como resolverlas: Es solo cuestión de tiempo que encuentres una solución o varias. Por ejemplo: Puedes compartir el internet o la electricidad con tu vecino y que por medio solo circulen trueques.


- Nunca aceptes dinero-deuda a cambio de tus trueques, si no es uno por uno
Esto es importante por varios motivos:

Los que tienen mucho dinero-deuda (euros o dolares) querrán canjearlo por trueques con un tipo de cambio que favorezca el valor de lo que ellos tienen (los eurodolares). De esta forma empezarán sus movimientos especulativos de siempre, tratando de rebajar el valor del dinero-trueque, ofreciendo por ejemplo un euro por dos trueques o algo parecido.

No debemos consentir este tipo de operaciones: Supongo que al principio nos costará entender que un trueque tiene el mismo valor que un euro, y que si alguien nos ofrece euros por trueques será difícil resistirse, pero recuerda: Los euros los pintaron igual que se pintan los trueques, con la importante diferencia de que todo euro en circulación es una deuda de alguien con el banco central europeo, mientras que ningún trueque en circulación lleva implícita ninguna deuda usurera de ninguna clase: El trueque es una moneda ética y moralmente aceptable que refleja la riqueza real que generamos los humanos. El euro o el dolar no.

Independientemente de la percepción que tengas del valor de un trueque (que no es mas que "la milésima parte de lo que produce una persona media en un mes"), o de su "intercambiabilidad actual por productos y servicios", o a medio y largo plazo, el trueque tiene el valor que tiene y este valor se conservará, de forma que no tires tus trueques por la alcantarilla del dinero-deuda porque podrías llegar a arrepentirte.

Antes de cambiar trueques por euros o dolares, piensalo bien.


- Y por último: Explicales a tus hijos que es el dinero.
El dinero no es mas que un sistema de medida para facilitar los intercambios de productos y servicios.

Nada mas.

Y nada menos.

Ahora que ya lo sabes, aclaraselo de una santa vez. Quizá en poco tiempo lleguemos entre todos a un mundo en el que las preguntas infantiles dificiles de responder, se refieran a las estrellas, al fuego o a la música, en lugar de al dinero...